miscelánea

La pulpa es pecho y el espinazo, cadera: portadas Pulp mejicanas

Parece que en el mundo actual de ipods y ebooks la portada es algo que ha pasado a segundo plano. El bombardeo de imágenes va a todo trapo, pero al no vincularse directa e inseparablemente la portada a su objeto físico, la relación se hace más difusa. Al igual que sucede con los discos, parte de la personalidad y el gancho comercial de los libros reside en su frontal, que es lo primero que manoseamos en el punto de venta –o lo que quede de ese negocio que fueron las tiendas de discos y librerías. No es sólo marketing, también esconde  un misterio, ¿Quién ha pintado esos motivos tan fascinantes sin siquiera molestarse en firmarlos? ¿En serio el contenido del libro es como nos lo pinta la portada?. 

Mientras las novelas Pulp estadounidenses giraban en torno al crimen y el sexo para estimular la imaginación de los compradores, en Méjico este gancho comercial derrapaba con la invasión de lo extraño en los dominios de lo real, algo bastante más excitante que el soft core, y al mismo precio.

No cabe duda de que era todo marketing y lo que se buscaba era vender mucho y ahora, pero que fueran placeres baratos, no quiere decir que fueran placeres vacuos. Se trata de imaginación escabrosa, fantasías alucinadas, extraterrestres en el salón de casa, palizas robot, gorilas que agreden a humanos en crímenes pasionales.  No hay héroes ni mártires sino personajes comunes que se han visto lanzados en situaciones extravagantes y erróneas. Probablemente una cadena de malas decisiones y giros imprevisibles les llevó a esos escenarios de paranoia y alucinación, pero es que ellos mismos ni se podían hacer la idea de que esos escenarios existían. Igual que en la postal pisoteada del suelo asoma una escena formidable, tras el velo del personaje malogrado hay una gran historia. Aquí todo apesta a metida de pata, y va directo al paladar de quien siente inclinación patológica por la ruina. Pero es que esta ruina es muy rara. Es una forma de romanticismo bastante podre y molona en la que lo que más satisface es pensar que miles de globos oculares reposaron por estas portadas, quizá dándoles poca importancia. Cremita lisérgica como bálsamo entretenido para las penurias diarias.

Se estrena estos días “Pulp Drunk: Mexican Pulp Art” en la galería Ricco/Maresca, una exposición que pretende recordar al público la existencia de esta olvidada arte aplicada, y el elemento de fantasía que la atraviesa y refleja la actitud mejicana frente a la vida, la muerte, el misticismo y lo sobre natural. Folclore, ciencia ficción, cultura comercial se funden en obras que fueron bajas, pero ante nosotros se elevan. Parte del interés que tiene esta exposición es que se muestran las pinturas, no las portadas –con el título del libro y el autor-, en su soporte original: témpera sobre cartón. Barato, rápido, perfecto.

Ojalá llegue algún día a España una exposición así, más rara que la ficción, que nos dejé el delicioso sabor de boca que produce pensar “¿en qué estaba pensando esta peña?”.

Untitled (Surprised woman with question mark man), c. 1960-75

¡no sin mi hija! -Anónimo

Le fui infiel con un humano -Anónimo

20_RMG-1282-web1

Paranoia en el hogar -Dorantes, Untitled (Terrified woman runs from evil face and shadow man), c. 1960-75

29_RMG-1291-web-cropped

a tomar por culo -F Zavala, Untitled (Robot holding red car in air as city burns in background), c. 1960-75

Delgadillo, Untitled (Clown attacking woman while muscle man watches), c. 1960-75

y el circo llega a la ciudad -Delgadillo, Untitled (Clown attacking woman while muscle man watches), c. 1960-75

Dorantes, Untitled (Maid interrupting little green alien attack), c. 1960-75

Dorantes, Untitled (Maid interrupting little green alien attack), c. 1960-75

Untitled (Robots attacking city), c. 1960-75

Untitled (Robots attacking city), c. 1960-75

Untitled (Woman captured by evil purple vine), c. 1960-75

vendimia tropical -Untitled (Woman captured by evil purple vine), c. 1960-75

Untitled (Woman on ledge with outline man), c. 1960-75

Aunque tú me mataste, no quiero que te suicides -Untitled (Woman on ledge with outline man), c. 1960-75

Untitled (Cat Man), c. 1960-75

Delgadillo y Dorantes. Dos únicos nombres entre dibujos anónimos. No conseguí encontrar otras pinturas de estos tipos. El misterio sigue turbio.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s