miscelánea

Discos: primavera

El tránsito estacional está lleno de juego. Según funcione mi memoria, solsticios y equinoccios marcarán entradas con discos que hayan sonado en ese período, ya que somos muy estacionales a la hora de poner discos. El de black metal techno podría ser el primero involuntario, evidentemente invernal. Ahora bien, poca voluntad y orden habrá aquí, donde todo se pone al servicio del capricho.

Estos han sido algunos de los de esta primavera, que ha terminado en un loco solsticio de tardía y larga celebración, al que ha seguido una luna llena muy matona que nos ha desconfigurado el cerebro.

idris-ackamoor-pyramids-old-1024x667-2-590x384 109591-The-Pyramids-2

Estudiantes del Antioch College in Yellow Springs, Ohio se van de viaje por África en 1972 y al regresar graban Lalibela. Este tema es el ritmazo con que empiezan su segundo disco, “King of Kings”, de 1974. Free jazz psicodélico afro espiritual, mandanga caliente que preludia el verano. Esta época, esta música, son maravillosas.

Alguien cree que ya ha dicho todo lo que podía decir, y se retira de la conversación. Eso ha hecho Harold Budd con este disco, decir adiós a la música y dedicarse a sus otras cosillas en su Avalon particular. De nuevo se trata de música con relativamente pocos eventos, pero muy expresiva y emocional. Fenomenal para panchear tirado leyendo una tarde de primavera. Sus discos con Eno y Cocteau Twins/Robin Guthrie son otro gustazo.

Marcel Dettman, el capo del techno en un momento particularmente inspirado. Menuda manivela.

170410877-02112015-ariel-kalma-1-bomb-sm

kompakt-wolfgang

Wolfgang Voig, un tio muy muy fino, muy estirado, con grandes ambiciones artísticas que rozan lo cómico. Pero que con el pseudónimo GAS, hizo el techno forestal más acogedor y acertado posible.

Maravilla ruinosa, bajonazo de gourmet.

Uno de los hallazgos del año pasado que más gusto ha producido. Español, poco conocido, con un sonido increíblemente magnético y profundo construido con tremenda destreza musical. Vanguardia y cierto hedonismo indolente. Tirar del hilo de este entorno musical -Javier Bergia, Luis Delgado, Paniagua, Ishinohana, Miguel Herrero- está siendo toda una revelación. Aquí la primavera empieza a coger temperatura, ya huele a mar y playa. La antesala del verano.

Y el comienzo del verano.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s